En busca de la felicidad

La semana pasada, cuando pasé por el bache mas grande de los ultimos tiempos emocionalmente hablando disfruté de una maravilla del septimo arte de los últimos años. Sólo a alguien tan loco como yo se le ocurriría ver una pelicula con esos tintes dramaticos en un bajón emocional, es como llamar gorda a una pobre chica o chico con anorexia. Aún así, el mensaje tan positivo que ofrece el final de esta pelicula me hizo animarme mucho. Si, lloré como una magdalena de emoción y de alegría, pero me encantó la verdad, desde hace una semana he confirmado que Will Smith es un gran actor que ha sabido madurar, muchos han empezado con papeles mediocres, Tom Hanks por ejemplo, sus papeles en los ochenta eran flojos y ya véis hoy en día… probablemente el actor mejor valorado por la critica de los ultimos 20 años. Pero hoy vamos a hablar de esta maravillosa pelicula.

“En busca de la felicidad” es la historia de un padre, un buen padre que luchará por sacar a delante su hogar y sobretodo para que su hijo nunca se quede sin algo que llevarse a la boca. Will Smith es Chris Gardner, un vendedor de escaneres de uso farmaceutico que apenas llega a final de mes y que ve como su matrimonio y su vida van poco a poco a pique. Tras abandonarle su mujer, Chris se hará cargo de su hijo pequeño que curiosamente tambien lo es en la vida real. Jaden Smith es el hijo de Will Smith y actualmente tiene 10 años. Juntos, Chritopher y Chris deberan salir adelante y hacer lo que sea por cumplir un objetivo, ser feliz cueste lo que cueste. Smith luchará por un puesto en una compañia de brokers mientras acaba de vender sus escaneres. Buenos momentos de humor que haran que este drama pase de pesadilla a sueño según se vaya acabando la pelicula, que quizas sea típica, quizás sepas como va a acabar, pero creedme, resulta precioso ver el desarrollo. El final si, importa, pero es lo de menos en esta pelicula, de la que sobresalen tres puntos. El primero el valor del padre, todo un ejemplo para muchas personas que luchará de cualquier forma para y por su hijo. El segundo punto es él ultimo mencionado, un niño de apenas 10 años que casi es lo mejor de la pelicula, maravillossa actuación del joven hijo de Smith.

Y la tercera es la moraleja que nos quieren dar, que si luchamos, si verdaderamente luchamos por algo casi seguro que acabaremos consiguiendo el objetivo. Chris Gardner lo consiguió, y la pelicula es un buen ejemplo de ello. Maravillosa forma de narrar la historia, buenos y muy bien trabajados personajes que no dejan a nadie insatisfecho y una sensación final de alegria muy grande y profunda. Será que estoy ñoño, pero me encantó esta pelicula…

¿Quieres opinar?