Otro caprichillo para los oidos.

Si hace unos meses os contaba por aquí que me había comprado un caprichillo para los oidos que no era otra cosa que unos auriculares AKG, hoy vengo a decir lo mismo. Si amigos y amigas, ya que los cascos que me pillé eran quizas algo grandes para llevarlos al curro o eran demasiado llamativos, decidí finalmente a comprar los tipicos auriculares para esos casos en los que uno intenta pasarlos mas desapercibidos. Me encantó la marca AKG, tanto es así que he vuelto a comprarme unos, esta vez auriculares pequeños de toda la vida.

Otro acierto mas en mi opinión. Estos auriculares mantienen el mismo estilo que sus hermanos mayores, los mismos colores y todo. El sonido es sensacional, y son realmente comodos, pesando menos de la mitad de lo convencional, como si no llevases nada en las orejas! Aún les he de hacer la puesta punto, pero la primera impresión es mas que buena. Ahora, nada como pincharte sus hermanos mayores al iPod, es una maravillosa experiencia para tus oidos. Los he comprado en El corte inglés por unos 19 euros.Me voy a la cama, que son las 3 y 12 minutos y quiero evr algo en mi iPod con los nuevos auriculares.

¿Quieres opinar?