Campamento Jesus

Francamente odio a la iglesia. No sabía como empezar este post y creo que es la mejor forma de hacerlo. He acabado de ver posiblemente uno de los documentales sobre la sociedad que mas me ha impactado, incluso mas que el ya mítico Bowling for Colunbine. Hablo de “Campamento de Dios”, un documental que narra el testimonio de tres niños norteamericanos que son el ejemplo de millones de americanos que son instruidos para convertirse en guerreros del señor. La iglesia Evangélica y fundamentalista en Estados Unidos es una de las religiones mas seguidas, todos y todas hemos visto esos sermones en los que la gente canta, levanta las manos, grita y monta un espectáculo mas parecido a un musical de broadway que a una iglesia. Para que esta fe llegue a ese punto hacen falta años y años de adoctrinamiento, por eso se les instruye y moldea desde crios. “Campamento de dios” nos muestra la historia de tres niños que pasan de ser eso, niños para ser ministros de la iglesia, autenticos predicadores que no llegan a los diez años.

Es impresionante, hasta dura la forma con la que trabajan el pensamiento infantil, son autenticos expertos en el arte del lavado de cerebro, incluso se sienten orgulloso de ellos, de ser radicales en cuanto a pensamiento se refiere. Rozan el integrismo, sólo se salvan porque ellos no cogen un arma y comienzan una guerra santa, bueno, si, lo hacen, sólo que lo que ellos hacen no es terrorismo, es salvación del pueblo iraquí. Es espectacular ver a niños llorar y sufrir casi por las ideas que les inculcan, niñas y niños de 7 años llorando por cuestiones como el aborto, la guerra, la politica, el demonio o la justicia. Por el amor de dios, es doloroso, hay adultos de 40 años que no están cualificados para hablar de la sociedad actual, como pueden hacerlo niños que deberían estar jugando en su cuarto lleguen a ese punto.

Un documental que sin haber tenido tanto bombo como otros llega tanto o mas al corazón y adentro de nosotros, recomiendo verlo si tenéis la oportunidad, es casi una obligación.

¿Quieres opinar?