La calefacción en los Yelmo

Curiosa situación la vivida hoy por un par de amigos y yo. Después del partido de futbol del Alavés hemos decidido ir al cine a ver algo, cualquier cosa, la excusa era ir al cine y juntarnos los tres coleguitas. Ya que disponíamos de coche decidimos coger ir acercarnos hasta el parque comercial Gorbeia, que esta a 4 kilometros de la ciudad, no muchos más. En este complejo estan los cines Yelmo Cineplex de Vitoria.Para quien no conozca a Yelmo Cineplex hay que decir que es una de las empresas mundiales mas potentes en su sector. Yelmo tiene salas de cines en todo el mundo, y junto a Abaco, Cinesa y alguna agruparán el 70% de las salas españolas. La calidad de los cines suele ser muy buena, el sonido bastante bueno, las salas amplias y grandes con pantallas gigantes, todo esto con salas con los asientos en grada, como dios manda. Tambien decir que los Imax, o al menos algunos pertenecen a Yelmo. Bueno, ahora ya conocéis a la poderosa Yelmo, nos acercamos a sus salas de Vitoria a ver “regreso al infierno” que es la ultima pelicula de Samuel L. Jackson. Vamos a la sesión de las 22:45, la ultima de la noche, siempre nos gusta ir tarde, siempre a la ultima, que cosas… nos acercamos a la taquillera, le pedimos las entradas y sucede este dialogo:

-tres para regreso al infierno por favor.
-hay…un problema, veréis… la sala donde se proyecta tiene el aire estropeado, y se proyecta la pelicula pero la temperatura es fria. (Tened en cuenta que estan en medio de la nada los cines y este parque comercial, a día de hoy, a esas horas estariamos a unos 4 o 5 grados…)
– ¿mucho frio?
-…si.
-¿Tanto como para no quitarse la cazadora?
-…yo diría que si.

Alucina, aún avisando del fallo técnico me parece feisimo que no se cierre esa sala hasta su reparación. Si me dices que es Agosto, bueno, hará calor pero no te mueres por estar en una nevera gigante. Es patetico que una empresa así intenté ganar dinero como sea, aunque tengan el “detalle” de comentarte que no hay calefacción. Lo peor de todo es que seguro habrá peña que habrá visto la pelicula allí dentro, y mas de uno se levantará mañana con catarro. En fín, me parece una situación absurda. Al final nos hemos quedado sin cine, hemos ido a nuestro barrio, nos hemos tomado algo y para casa, al menos nos hemos juntado.

Que triste por dios, no dejo de pensar en lo de los Yelmo…

¿Quieres opinar?