Chiste barato para reflexión

Anoche, mi esposa y yo estábamos sentados en la sala hablando de las mucchas cosas de la vida. Estábamos hablando de la idea de vivir o morir. Ledije,”nunca me dejes vivir en estado vegetativo, dependiendo de unamaquina ylíquidos de una botella.” Si me ves en ese estado, desenchufalosartefactosque me mantienen vivo.
Ella se levantó, desenchufó la televisión y me tiró la cerveza.
Etiquetas:Etiquetas:

¿Quieres opinar?