la otra generación del 27

Es doloroso decirlo porque no es algo bonito de recordar, pero si hay una amiga fiel de la música rock esta es la muerte, sea la circustancia que sea. A lo largo de 40 años de historia de musica rock se pueden contar por miles los caidos por culpa de una u otra cosa, a veces barbituricos, otras simples drogas duras, en otros casos el sólo hecho de beber hasta perder el conocimiento, y en otras que son las que menos, por raras circustancias o en el peor de los casos accidentes trágicos. Quizas por estos martires el rck ha llegado tan lejos, por ser la música del peligro, del exceso y del desquite, la música que ayuda al ser humano a salirse de uno mismo y disfrutar en mas dimensiones de las conocidas.

Podemos decir que la peor aliada de la vida de un rockero siempre ha sido y será la droga, elemento que ha hecho que muy buenos artistas, genios quizas pierdan la cabeza y acaben muertos de la forma mas triste que se pueda recordar. Todo empezó por aquel año del verano del amor, allá por el 67 (o era 68, no lo recuerdo), cuando Jimmi Hendrix era sencillamente el conductor de muchas personas a un mundo mejor. Hendrix, el virtuoso negro de la guitarra creó melodias que junto a los acidos, marihuana y demas drogas condujo a la juventud hippie de todo el mundo a un desenfreno que acabó mal, muy mal para unos. Hendrix lo pagaría caro, tanto que a los 27 años moría en su piscina debido a una sobredosis, triste si pero asi es la vida de un artista.

Algo parecido podemos decir de la malograda Janis Joplin, la mujer de la garganta aspera que falleció al igual que Hendrix con 27 años. Janis era un amante de la vida al maximo, ella llegó a decir que hacia el amor con todos los asistentes a sus conciertos, pues el cantar para ellos y el verles alli le producia autenticos orgasmos de placer. Fue un ejemplo de mujer orgullosa de ser mujer, un estandarte del feminismo de los 60 que falleció dejando un disco sin terminar, el postumo “pearl”.

Y si en la historia del rock hay una cara bonita y un martir de la causa, este es Jim Morrison. El lider de The Doors se pasó casi toda la decada de los 60 colocado a base de diferentes drogas, cuando el veia necesario llegaba a hacer viajes con el resto del grupo al desierto para probar el peyote, cactus alucinogeno que hizo ver a Hendrix muchas cosas. The doors firmaron melodias atronadoras, desde las ams rockeras, como puede ser Break on through hasta las mas profundas, como Riders on the storm o Light my fire. Pero Jim Morrison acabó mal, se empezó a volver tarumba, mucho ams aún de lo que estaba, engordó, se dejo barba y acabo siendo un Morrison diferente fisicamente, y un loco mas loco aún. Acabó falleciendo a la triste edad de 27 años. Casi se llegó a dedicar una canción, la magnifica “the end”.

El alcohol se llevaría años despues al frontman y cantante de los AC/DC Bon Scott, compositor que necesitaba una botella de bourbon, un par de filas de coca y marihuana para componerse el sólo un disco (dicho por el). Tambien desaparecería de las mismas formas un batería de la talla de John Bomhan, de Led Zeppelin, y se podría seguir con un largo etcetera. Curioso el caso de los Lynyrd Skynyrd. El grupo que hizo popular el tema “sweet home Alabama” sufrió un accidente de avión el 20 de octubre de 1977, fallecieron todos. Se podría recordar el caso de John Lennon, asesinado delante de su portal por un fanatico loco, y tambien digno de recordar la muerte hace un año de Dimebag Darrell, guitarrista de Pantera a manos de un fanatico ex marine suyo.

En los 90 volvieron las muertes a acaparar mucha parte de la historia del rock, sobretodo en el sonido grunge. Recordar la muerte del frontman de Alice in chains, pero quizas la mas importante en cuanto a repercusión y fama del grupo es la de Kurt Cobain, lider de Nirvana. Desde pequeño Cobain fue un chico problematico, lleno e problemas, amrginad en clase y el instituto, era un bicho raro. Ni su paternidad le ayudó a quitarse del caballo, que acabó dejandole mas “pa alla que pa aqui”. Un dia Kurt Cobain fue encontrado muerto por una herida de bala en su casa, todo apunta a un suicidio, aunque son varias las hipotesis que se han barajeado, todo un misterio. Por desgracia hay gente que se sentiría orgullosa de pasar de esta forma, caso del ex novio de la Kate Moss, el ex libertines Pete Doherty, que adicto a la heroina a dicho que no le importaría morir como sus idolos. Para finalizar, quiero remitiros una cita de Jim Morrison que describe perfectamente esta turbulenta historia del rock.

Vive deprisa, muere joven y dejarás un bonito cadáver”

¿Quieres opinar?