Viaje Express

Recuerdo ese capitulo de los simpson en el cual Homer relata a sus hijos el odioso viaje que hizo a Nueva York en su juventud para hacer unas compras de ropa. Recuerdo como fue perdiendo una por una todas las cosas que llevaba para acabar siendo perseguido por aquel peculiar proxeneta. Me hace gracia porque al igual que él, servidor ha hecho ese tipo de viaje, sólo que en mi caso ese tipo de viaje me encanta, de hecho esta previsto en un futuro no muy lejano un viajecito de esos para la capital del reino.

Me gusta hacer ese tipo de viajes porque suelen acabar siendo recordados como dias memorables, y siempre los acabaras viendo con nostalgia con el apso del tiempo. Me encanta pasearme por Madrid, ver esas cosas que hay en una ciudad grande y no hay en la mía, como son los grandes teatros con grandes portadas, los megacentros comerciales, las tiendas gigantes, los lugares guapos para tomarte algo, la Fnac, los Starbucks… Es salir de tu pueblucho (de doscientos mil habitantes) y entrar en la verdadera jungla de asfalto, donde la gente va y viene pero nunca se para, es ese feeling de gran ciudad que no hueles en Vitoria, el ambiente de cierta superioridad, el ver a gente conocida por la calle, el comer y cenar en sitios que no hay en tu ciudad, el poder encontrarte con lugares y monumentos o edificios emblematicos al doblar la esquina, son unas sensaciones por las cuales al menos en mi opinion merece la pena pagar y pasarse 6 horitas en un autobus.

No es que sea un comprador de cosas exclusivas, me explico, no voy a Madrid a comprarme algo a una tienda de Gucci o algo así, voy a unos puntos de referencia para mi que, por desgracia, no se encuentran en Vitoria, como son las tiendas de vinilos, algunos roperos de segunda mano, tiendas especializadas y demas parafernalia. Por ejemplo, me encanta darme un voltio por el mercado de Fuencarral, comprarme un par de camisetas y algo de ropa militar por ejemplo, y despues pasarme por Montera y alli entrar a Killers, mi tienda de vinilos por excelencia. Y tambien gusta pasarse por el Hard Rock Café, y observarlo atentamente, milimetro a milimetro, porque tiene escondidos mil y un tesoros para mi gusto, guitarars, autografos, ropa…

Soy bastante freak con esto lo sé, pero me gusta hacer estos viajes, me encanta recordarlos y disfruto como un enano haciendolos, será porque de niño apenas pude hacerlos, ahora parece que quiero aprovechar el tiempo perdido. Cuenta atras para el siguiente…

¿Quieres opinar?