Amor Escandinavo

Recuerdo que yo antes era feliz en mi vida tranquila, era una persona contenta en su habitación revuelta, llena de cosas hasta las cartolas, sin sitio para nada, la decoración se limitaba a unos posters en la pared, poco mas. Creo que todos os haréis la tipica imagen del adolescente con su cuardo revuelto, con su mesa llena de cosas como en mi antiguo logo. Yo reconozco que era alguien mejor, todo esto cambio… cuando conocí Ikea.

De hecho yo odiaba Ikea, me parecia un lugar donde gente que opina y se cree creativa.Llega, coge una revista y se cree Mariscal rediseñando su hogar con objetos de dudosa calidad. Era feliz en mi humilde ignorancia. Pero todo tiene su fin, abrieron en la vecina Bilbao una megatienda Ikea, y como yo quería conocer que cojones era eso, saber que era el mundo del mueble sueco, pues cogi el primer autobus y me presente allí. Y fue ese día cuando mi felicidad voló para siempre, y lo que mas me jode es que no es porque aún le cogí mas asco a Ikea no, era porque ahora AMABA esa tienda, y me odiaba a mi mismo, por no tener ni una casa grande ni dinero suficiente como para rediseñar la mia.

Ahora lo reconozco, cada cierto tiempo tengo que hacer una visita a la meca de las tonterias de nombres absurdos, porque en la mayoria de los casos eso es lo que compramos allí. Yo por ejemplo me he dedicado a comprar un maniquí de dibujo, un hilo de luz de 10 metros (mañana sabréis lo que es), poutpurri oloroso, alguna lamina, relojes de formas raras… dios, sólo han sido 3 visitas y ya tengo medio cuarto lleno de absurdeces, porque lo reconozco y lo digo bien claramente que todo lo que me he comprado son tonterias inutiles, cosas que no necesito extremadamente pero que hacen de la vida rutinaria que tengo algo colorista y bonito. Hoy ha sido llegar y salir corriendo a por el catalogo, revisar novedades, apuntar cosillas, era como si el espiritu de la navidad hubiese vuelto en mi y sólo haya cambiado los catalogos de juguetes por catalogos de Interiores.

¿Qué será lo siguiente? me da miedo, en serio. ¿Acabaré comprandome revistas de interiores, ideas del hogar y demas material de maruja creativa? Cruzo los dedos y espero que no, pero ahora digo orgulloso un par de cosas. La primera es que IKEA ROCKS. La calidad no es de 10, no lo puede ser por el precio logicamente, pero es lo suficientemente alta como para que duré sus añitos, y en cuanto a accesorios y ropa del hogar… que os puedo decir, hay grandes bellezas y grandes horrores, para todos los gustos la verdad. La segunda de las cosas que debo decir es que la comida sueca ROCKS. Mola el bristo, que para quienes no lo sepáis es una especie de Burger King interno de Ikea en el que solo ponene salchichas y rollitos de salmon. Mola el comprarte seis salchichas por 3 euros, pagar por un vaso y recargarte el refresco cuantas veces quieras, que maravilla joder.

No se que mas puedo decir, entono el mea culpa, disculpadme pero el tiempo apremia, son las 4 de la mañana casi y quiero probar una de las compras de hoy, cuidaros ;D

¿Quieres opinar?