en las nubes

Siempre he soñado con que en lugar de mi vida, me despertaba en una vida distinta, sólo cambiado pequeñas cosas en mi vida, los justos para hacerla completamente diferente o lo que es lo mismo, hacerla perfecta. Sueño que me despierto medio en pelotas, sólo con unos calzoncillos Calvin klein de esos de mil duretes marca-paquete-que-duro-que-la-tengo entre sabanas de puro algodón egipcio, y para rematar me pongo unas babuchas de autentico forro de Kashmir. Pero antes de esto veo como un estirado, calvo y refinado mayordomo ingles me saluda haciendo una especie de reverencia y trayendome un batín me dice: su baño caliente esta listo, señor. Abro bien los ojos y observo como junto a mi, en esa enorme cama se encuentra la mujer de mis sueños desnuda junto a una caja de condones vacia al completo, no me lo creo pero oye, para eso es un sueño. Desayuno lo mejor de lo mejor y justo al lado de mi reloj de oro con varios diamantes incrustados se encuentran las llaves de mi Mustang GT. Llego a mi maravillosa empresa, de lo que sea, el caso es que todos y todas me saludan, me tratan de usted y me miran diciendose a si mismos: Que grande es mi jefe, que bueno es.

Sueño que todos me respetan, me quieren y me admiran, sueño tambien que se me hace caso, que nadie pasa o sencillamente me deja en modo ausente cual messenger cualquiera. Disfruto soñando eso, me encanta… muchos preguntaréis por qué me gusta soñarlo, la respuesta es simple:

Porque casi nada de lo que pido tengo, aunque sea sencillo tenerlo, y lo que tengo lo voy perdiendo. Tocando fondo si, a estas horas de la semana, cuidaros, mañana será un mejor día.

¿Quieres opinar?