Esta es la primera vez que veo que es util un templo religioso en la actual vida. Residuos de un fenomeno after y post punk americano, tambien conocidos como “putos skaters”, con sus maravillosas y actuales pintas de niños pijos con pantalones anchos, bambas anchas y rastas varias invaden a diario la escalinata de la catedral nueva de Vitoria. Y no son precisamente 4 o 5 no, son mas de 20. Que sigan dandole utilidad a residuos eclesiasticos, digooo.. arquitectura religiosa ;)

¿Quieres opinar?