Vida

Lo poco que apreciamos los buenos momentos y lo mucho que nos aferramos a vivir los malos. Peculiar es la forma con la que vemos nuestra vida pasar delante nuestra y no la sabemos apreciar como debiese, y lo mas cojonudo de la cosa es que una persona ni anciana ni sabia ni siquiera reconocida como yo llegue a este punto tan “complejo” del sentido de vivir. Hoy os quiero hablar un poco sobre la vida en general, sobre algo tan abstracto y complejo como es la vida, vista desde los ojos de un chico de 19 años. He llegado a unas conclusiones sobre como es nuestra forma de vivir, que seguro algunos compartais y otros penseis lo contrario, pero creedme, si las he publicado es porque muchas veces se me ha pasado esa idea por la cabeza.

LA MONTAÑA RUSA.

Reconozcamos que todos hemos dicho esto una vez al menos en nuestra vida. Si señores, señoras niños y niñas lectores de este blog, la vida es una montaña rusa donde siempre que subes, bajas y viceversa. No me lo podéis discutir, si decis lo contrario es que disfrutais de una vida (casi) perfecta. Y cada vez que diga algo lo someto a mi propia espriencia. Ayer de puta madre y hoy ya me veis, de bajón aquí contandoos las penas de Murcia. El ser humano es un animal inestable animicamente, el mas minimo punto debil tocado y ya se cae, es como una torre de naipes, quita uno y todos al suelo. Nuestra mente actua esactamente igual, un momento negativo se implanta en nuestra mente y va comiendo espacio limpio, y cuando se llena de este, llega el momento en que convierte hast los buenos pensamientos en negativos, es el tipico momento en el que lo ves todo mal, el momento de ver todo negro o momento “cueva”.

Y como te digo una cosa te digo la otra. El funcionamiento del lado positivo es parecido, sólo que no nos invade de forma tan profunda, lo malo es droga dura, un buen pico mientras que el lado positivo no es mas que un peta de chocolate del malo.

MIRADAS LIMPIAS, MIRADAS SUCIAS.

Este punto se ha tocado con el anterior, la cosa es peculiar, si ponemos en una balanza el lado positivo a la izquierda y el negativo a la derecha, la balanza haria un agujero enorme en la parte diestra, y esa es mi siguiente conclusión: no le damos tanto valor a los buenos como a los malos tiempos, desgraciadamente. El que me recrimine esto posiblemente tenga una maravillosa vida, yo y cerca del 95% de la población mundial le envidiamos, pero el resto de la población mundial piensa y actua como yo. Somos muy vulnerables, en cambio, con el placer no sabemos jugar. No apreciamos los buenos moemntos, esos en los que eres la persona mas feliz del mundo y quieres que duren perpetuamente. Cuando los apreciamos son en momentos como hoy, que le echas un ojillo ayer y te quedas pensando “quiero volver a ayer”. Lo siento mucho, pero esa es la pura verdad acerca de la vida, no disfrutamos de las cosas buenas, y yo cada dia me atormento mas y mas, me quedo en blanco y pienso: “dios, podia haber dado mas de mi mismo, podia haberlo pasado mejor…”

Este par de conclusiones demuestran mas o menos dos rasgos peculiares de la vida, seguid felices en vuestras mediocres vidas, es lo unico que queremos hacer en el fondo.

“La felicidad es un don demasiado caro y demasiado bello, tan bello, que no hay nadie que lo aprecie” ALberto “Capi”.

¿Quieres opinar?