Cuando aún viviamos como antes

Hasta hace no mucho en mi ciudad, Vitoria Gasteiz, la gente no sabía lo que eran las tiendas de franquicia, los centros comerciales y las marcas de renombre. Hace unos cinco años que el fenomeno de modernidad barrió la ciudad, pero antes de esto nuestra ropa la comprábamos en tiendas pequeñas. En lugar de supermercados teníamos y manteníamos varias decenas de tiendas grandes llamadas “economatos”. Había dos clases: los de alimentación y los de ropa. Hablando de comidas nos referimos a los supermercados San Prudencio. Estos tenían el punto curioso en que a los trabajadores de las empresas grandes de Vitoria se les hacía cierto descuento presentando una cartilla o carné. Recuerdo haber acompañado a mi madre cientos de veces, hacer las compras y presentar la cartilla de mi abuela. Estos sitios vendían marcas de primera calidad, no confundamos economato con franquicias de descuento, estas, desde que se abrió el primer Lidl en Vitoria han arrasado. La cadena de tiendas ahorro de ropa es sin duda la cadena local ECOCENTRO.

Mi viejo siempre ha bromeado diciendo que quien compra camisa en Ecocentro, a los dos minutos ve una idéntica en la calle. Y era verdad, la mayoría de los obreros de los barrios donde había un ecocentro nutrían su ropero con él. Curiosamente, cuando cogías un producto, en cada sección que había te hacían un recibo, que luego presentabas en la entrada a la hora de pagar. Al lado de mi casa ha estado abierto hasta hace no mucho uno, pero las franquicias se lo han acabado comiendo. De 6 o 7 tiendas enormes han pasado a 2 o 3. Pero si hay algo que marcó época era el Hiper Eroski de Asteguieta, un pueblo-barrio situado a las afueras de Vitoria. Eroski facilitaba para el transporte un autobús gratuito, muy llamativo de la empresa norte-sur ya que era muy viejo, de los 70. Recuerdo una vez que hasta tenia agujereado el suelo, creo que esa fue la última vez que cogí aquel autobús.

Este Hiper se abrió en 1981, y ha sido durante 20 años la única superficie comercial grande en mi ciudad, salvando distancias con El corte ingles, que por aquel entonces era Galerias Preciados y era una autentica patata. Tenía tres entradas, una lateral y dos en los fondos. Su forma era la de un pasillo largo donde a la izquierda se encontraban por este orden los aseos, unas escaleras para subir al restaurante “self service”, el hiper y en el fondo una tienda grande de bricolaje llamada Briko Norte (curiosamente un primo mío trabajó allí). A la derecha tenía una decena de tiendas. Una de lámparas, un revistero de prensa y regalos, una tienda de chucherias a granel que también tenía maquina de hacer palomitas (las vendían a 125 pesetas, poco mas caras si acaso) y una tienda de deportes de la firma Kirolak, muy conocida en Vitoria. De ahi pasabamos ya a la entrada lateral, y de seguido se encontraba la cafeteria, que siempre se llenaba los sábados tarde. Era muy alargada y estrecha, de colores oscuros, con mesas muy modernas, de formas abstractas creo recordar. Delante de la cafeteria estaba la zona infantil con los tipicos recreativos para peques, del coche fantastico, de caballito, miticos aparatos que por una moneda grande de 25 pesetas te hacían disfrutar cosa de 4-5 minutos. Media Vitoria visitaba esta superficie los sabados a la tarde, y llenaba sus coches de comida. A mi me encantaba ir, para mi ir al Eroski suponía comprarme alguna cosilla, algun libro, o alguna pelicula de dibus animados en oferta. Tambien resulta curioso que la forma de colocar los elementos en el nuevo hiper es el mismo que en el antiguo, tecnologia y ocio a la derecha, pescaderia y carniceria en el fondo y bebidas a la izquierda al final del todo.

Os preguntaréis a que ha venido este delirio del pasado, la cosa es que hoy me he preguntado: ¿cómo estará por dentro ahora el hiper? seguirán los papeles de oferta en pie?¿estará el material de la cafeteria? sabeis… me gustaría entrar en el recinto un día de estos. No sé por qué, pero molaría…

la unica foto que he encontrado del Hiper, se ve la tienda de Kirolak. La de al lado es la de golosinas.

¿Quieres opinar?