unhappy hour (¿III?)

Me veo ahora mismo y me imagino en la barra de un bar, medio cerrado, semi oscuro. Veo mi whiskey on the rocks delante mio, medio vacio, o medio lleno, según como se mire, pero la cosa se decanta mas de la nada que del todo. La mirada, perdida contra la barra, el camarero sentado al final de ella en un taburete detras, consumiendo un cigarrillo en la comisura del labio. Mi menta se encuentra bloqueada, busca una respuesta unica a muchas preguntas diferentes, algo bastante dificil. Necesita una amnesia para olvidarlo todo, y la unica forma que ve delante suya es el embrujo del etanol, triste pero verdadero.

Mi mente está bloqueada. Esta en medio de lo que comunmente se llama un “mar de mierda”. Estoy ahogandome en él, y aunque parecía que ya he salido de él, sé que el proximo fin de semana volverá a suceder, en mayor o menor escala, pero estará ahí enfrente mío, y deberé volver a escribir cuatro cochinas palabras acerca de lo puta y asquerosa que es esta vida. PEro bueno, gracias a dios lo de hoy lo catalogaremos como “acción leve”.

Por suerte, para mi mente y para mi ser en general, desde hace un tiempo, he encontrado una forma sana de desconectar del mundo actual. Sólo hace falta una llamada y consigo desconectar junto a quien quiero del mundo, y vuelvo al pasado, y hablo del presente, y sueño el futuro, pero sin malos rollos gracias al barbas. Son 1, o 2, o 3 o 4…horas, pero son horas en las cuales hablo, digo, opino, pienso, actuo o hago lo que deseo con la persona que deseo, sin que nadie me tenga que tocar las pelotas por medio. Es maravilloso que personas así existan en este mundo, porque a mi me ayuda mucho mucho,creedme. no tengo que decir nombres, quien se de por aludido (o aludida ;) ) ya lo sabrá.

Creo que voy a acabarme el trago y me iré del bar, el camarero me hace señas de que me vaya, que la ultima la paga él. Haremos caso de la mano que me alimenta, buenas noches, a seguid los caminos inescrutables.

Capi a las 3.27

  1. Hilyon de Kalith

    Bueno señor@s…

    El bar está vacío ya, el camarero se ha encargado de amontonar los tabuertes en una esquina del local y ha limpiado las últimas copas. La iluminación, antes escasa, es ahora inexistente. No hace falta que explique que las luces de neón se apgan y el propietario cierra la puerta. Fuera, bajo l manto de la noche, una figura se aleja despacio, con los pies hundidos en la nieve, dejando un rastro que es casi borrado por los nuevos copos de nieve. Hilyon ha desaparecido, y la otra figura camina a solas, con la cabeza entre los hombros, un poco encojido, tal vez, pero feliz. La música suena bajo los auriculares, haciendo que todo se olvide; y en la mochila que lleva colgada de la espalda, sobresale un póster enrollado, como si se tratase de un bate de baseball.El propietario menea la cabeza, “demasiado whiskey” piensa, y no observa la figura que hay justo detrás de él, mirando a la figura también.Sonríe y lentamente, se evapora en la noche. El propietario se sacude con un escalofrío y se gira asustado. Nada. Hilyon sonríe desde la oscuridad y habla consigo misma: “querido capi, gracias a ti también por todas tus atenciones, tu paciencia y tu apoyo. Es genial ver que aún hay gente con un cociente intelectual mayor que el de una piedra. Las cosas sobre las que hablamos me hacen sentir más llena y respetable; y tu compañía me es gratísima. No cambies nunca. Ya sabes dónde estoy, y si puedo haré lo que sea por ti, te lo debo”.Sonríe y camina hacia el otro extremo de la ciudad, sin pensar en nada, escuchando alguna de sus canciones y pensando sobre algo que la preocpue, aunque no tenga razón para ello… ;P

¿Quieres opinar?