This is the end…

Jim Morrison acaba de entender desde el cielo mis pensamientos. Hoy, día 8 del mes de septiembre de 2004 acaba mi verano, y como el mio el verano de miles de jovenes de Vitoria, alava, España… Seguro que en Lugo, Cordoba, Tarragona o Salamanca hay alguien pensando lo mismo que yo: ¿y mañana qué?

Mañana empezará la rutina. Por si no lo sabiais, la rutina consiste en estudiar, estar 6 horas sentado delante de un estupido gordo hablandote e intentando que aprendas, salir de marcha un solo día para que al día siguiente estes muerto y al siguiente tengas que volver al gordo con tu mala cara, buscar pareja, aguantarla si la tienes, volver a la dieta pre veraniega para que el proximo año ese bikini o bañador parezca mas ancho y estes orgulloso/a de ti mismo/a. Me dejo mas cosas, como tu equipo, tus aficiones…cosas que hacen la vida menos rutinaria, como maquillaje para una mona, poco hacen pero la hacen algo menos fea. Esa mona es mi vida, la tuya y la del 99% de los adolescentes del primer mundo.

Y cuando llegan días como estos, me hago la siguiente reflexión: ¿qué valoración se lleva este verano?

un 5…

no estuvo mal

pero no fue nada bueno…

Dentro de 300 días volveré a ser libre, a ver si os habla el hombre feliz que pretendo ser.

¿Quieres opinar?