la ciudad del vicio

Ahora quisiera hablar de un placer. Imaginaros una noche calurosa, con una moto, una harley. Imaginaros pasear por un largo boulevard lleno de bares a un lado, y con una larga playa al otro. Imaginad tambien pasear por las alturas de una ciudad, sobrevolando su playa, su puerto, los barrios de las diferentes etnias, pasar entre sus rascacielos. Imaginad navegando con un barco mientras sale el sol.

¿No se os hace la boca agua?… Yo lo hago a diario. Solo me hace falta hacer un doble click en un acceso directo al GTA: Vice City. Dedico un rato a las diferentes misiones, pero le dedico mucho mas tiempo a coger un buen coche, un ferrari, y volar por sus calles, o coger un taxi y trabajar durante un rato, o vender helados, o apagar incendios, o ayudar a la policia a cazar el malhechor. Me cambio de ropa: me pongo un chandal, ropa sport, un traje, la ropa de ir a la playa…

Si eso no fuera poco, cada vez que subo a un vehiculo, tengo a mi eleccion diferentes estilos de radios, de rap, melancolicas, la hermana de kiss FM, hasta una radio de salsa y una de programas de testimonios.

Nunca estaré mas cerca del paraiso que eso, así que abró mi emnte, y la imaginación se apodera de ella. En ese momento Alberto deja de ser Alberto, y se convierte en Tommy Vercetti. Si quereis saber lo que siento en esos momentos, no preguntad, solo jugadlo, os he enseñado el camino, ahora os toca a vosotros.

¿Quieres opinar?